La historia de Diego, y las Alamedas del Ciberespacio

enero 18, 2010 | By Daniel Vak | Filed in: Columnas.
La historia de Diego, y las Alamedas del Ciberespacio
Siempre he pensado y lo he dicho reiteradamente, que la tecnología y la sociedad de la información cambiarían la forma de entender el mundo. La elección de Sebastian Piñera confirma lo anterior. Aquí una visión y una explicación al respecto.
Para ver como la Internet cambio nuestra sociedad, les voy a contar algo de Diego. Él es un joven de 21 años, experto programador y creador de aplicaciones web. Su educación ha sido totalmente informal. Todo lo que sabe, lo aprendió en la redes de redes,  en foros y comunidades en línea. Sus grandes intereses son los videojuegos, las redes sociales, los computadores y las tecnologías moviles. Diego se inscribió en los registros electorales y voto por Piñera.
Yo no estoy contento por el triunfo de la derecha, pero al conversar con Diego, quede bastante tranquilo. Él no tiene miedo ni temor. Este joven nunca vio a los militares en la calle. Para él, la idea de una tanqueta patrullando de Santiago es tan absurda como tener que votar con papel y lápiz.
Diego no cree en la censura. En el mundo donde nació, y el mundo donde vive actualmente, la censura es casi imposible. Su idea del conocimiento está dada por la libertad de Wikipedia, y de los cientos de blogs y RSS que lee día a día. Sus principales medios de información, no son diarios electrónicos. El se informa en medios como Lifehacker, Techcrunch, foros y comunidades donde participa. Diego ni siquiera ve televisión por el cable, sus programas favoritos están marcados en Torrent Leech. Un sistema para compartir archivos vía Torrent.
Diego tiene como modelos de vida a personas como Sergei Brin, Larry Page, Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, todos muy jóvenes y millonarios. Ello crearon sus fortunas con su esfuerzo personal y sus ideas brillantes. Claramente ser millonario, para Diego, no tiene nada de malo. Se puede ganar dinero y cambiar el mundo, desde una perspectiva social al mismo tiempo.
Personas como Diego cambiaran el Chile en que vivimos. Personas sin miedo y sin censura. Jóvenes que saben, que pueden competir y compartir con personas de cualquier parte del mundo. La razón es sencilla, él ya está inserto en el  futuro. No vive en la isla que por muchos años fue Chile. Él,  es parte de una sociedad mucho más grande que la de nuestro País.
La actual sociedad en la que vivimos es consecuencia de mucho trabajo y sacrificios realizados por la Concertación. Pero ellos no supieron ver el actual Chile. Es tiempo que vuelvan a encantar a los jóvenes y a las personas que  viven el “futuro actual”. Para los actuales políticos, Diego no existe.
El futuro es hoy y hay que estar muy atento para entenderlo y reconocerlos. Ese es el trabajo de la Concertación. Para decirlo de una forma romántica, ahora hay que abrir las Alamedas del Ciberespacio, y reconocer a los hombres que transitaran por ellas.

Las Alamedas del CiberespacioSiempre he pensado y lo he dicho reiteradamente, que la tecnología y la sociedad de la información cambiarían la forma de entender el mundo. La elección de Sebastian Piñera confirma lo anterior. Aquí una visión y una explicación al respecto.

Para ver como la Internet cambio nuestra sociedad, les voy a contar algo de Diego. Él es un joven de 21 años, experto programador y creador de aplicaciones web. Su educación ha sido totalmente informal. Todo lo que sabe, lo aprendió en la redes de redes,  en foros y comunidades en línea. Sus grandes intereses son los videojuegos, las redes sociales, los computadores y las tecnologías moviles. Diego se inscribió en los registros electorales y voto por Piñera.

Yo no estoy contento por el triunfo de la derecha, pero al conversar con Diego, quede bastante tranquilo. Él no tiene miedo ni temor. Este joven nunca vio a los militares en la calle. Para él, la idea de una tanqueta patrullando de Santiago es tan absurda como tener que votar con papel y lápiz.

Diego no cree en la censura. En el mundo donde nació, y el mundo donde vive actualmente, la censura es casi imposible. Su idea del conocimiento está dada por la libertad de Wikipedia, y de los cientos de blogs y RSS que lee día a día. Sus principales medios de información, no son diarios electrónicos. El se informa en medios como Lifehacker, Techcrunch, foros y comunidades donde participa. Diego ni siquiera ve televisión por el cable, sus programas favoritos están marcados en Torrent Leech. Un sistema para compartir archivos vía Torrent.

Diego tiene como modelos de vida a personas como Sergei Brin, Larry Page, Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, todos muy jóvenes y millonarios. Ello crearon sus fortunas con su esfuerzo personal y sus ideas brillantes. Claramente ser millonario, para Diego, no tiene nada de malo. Se puede ganar dinero y cambiar el mundo, desde una perspectiva social al mismo tiempo.

Personas como Diego cambiaran el Chile en que vivimos. Personas sin miedo y sin censura. Jóvenes que saben, que pueden competir y compartir con personas de cualquier parte del mundo. La razón es sencilla, él ya está inserto en el  futuro. No vive en la isla que por muchos años fue Chile. Él,  es parte de una sociedad mucho más grande que la de nuestro País.

La actual sociedad en la que vivimos es consecuencia de mucho trabajo y sacrificios realizados por la Concertación. Pero ellos no supieron ver el actual Chile. Es tiempo que vuelvan a encantar a los jóvenes y a las personas que  viven el “futuro actual”. Para los actuales políticos, Diego no existe.

El futuro es hoy y hay que estar muy atento para entenderlo y reconocerlos. Ese es el trabajo de la Concertación. Para decirlo de una forma romántica, ahora hay que abrir las Alamedas del Ciberespacio, y reconocer a los hombres que transitaran por ellas.


2 comments on “La historia de Diego, y las Alamedas del Ciberespacio

  1. Hola Daniel:

    Estoy parcialmente de acuerdo con tu análisis, salvo por un par de detalles. Tu dice que Diego “es un joven de 21 años, experto programador y creador de aplicaciones web. Su educación ha sido totalmente informal”. Sin embargo, entiendo que esa educación nace de una base, para autoformarse Diego necesitó un computador, conexión a internet y educación (alguien debió enseñarle que existe internet). Para mi Diego no es un niño cualquiera en el Chile de hoy. Diego tiene acceso a tres elementos a los que hoy no tienen acceso “todos” los jóvenes de Chile. En las poblaciónes marginales, cercadas por la delicuencia y el narcotráfico, es muy “raro” encontrar algún Diego, sin negar que exista la posibilidad cierta de que en dichas condiciones se pueda dar el caso excepcional. Sin embargo, creo que hay un porcentage amplio de jóvenes que hoy no tienen un PC ni conexión a internet para formarse solos. Por lo demás, Chile durante estos 20 años de la Concertación ha ido acrecentando la brecha entre ricos y pobres, cuestión que genera marginalidad, que yo traduzco en que estos jóvenes ven más cercano el incorporarse al mercado consumo robando que programando en un computador. Reconozco que Chile ha cambiado, que probablemente la mayoría de los jóvenes tienen las oportunidades de Diego, pero creo que el problema son todos aquellos jóvenes que no tienen acceso a educación y los elementos básico que los lleven a autoformarse. Eso sí, coincido plenamente en que la Concertación se quedó en el pasado, junto con nosotros, en “demonizar” a la derecha, entendiendo Chile desde una perspectiva polirazada que confronta a ricos y pobres, derechas e izquierdas, pero que ya no sirven para “entender” el país globalizado en el que vivimos. Eso, espero me respondas.
    Saludos
    Te sigo en Twitter

  2. MOO dice:

    Bonito articulo, pero no se pueden olvidar ciertas cosas dolorosas.