El viejo y olvidado sueño de irse de casa

octubre 1, 2005 | By Daniel Vak | Filed in: Cuentos, Reportajes.

Hace algunos años atrás, escribí el siguiente reportaje para un semanario capitalino. Pero como nunca fue publicado, lo remoze un poco, actualize algunos datos y lo presento acá a mis distinguidos lectores. La razón para presentarles este pequeño reportaje, es que no veo que la situación haya cambiado mucho. De hecho pienso que se ha hecho más patente y hoy en día, los jóvenes definitivamente no se quieren ir de casa. Estuve revisando mis datos y este reportaje lo escribí exactamente en el año 2001.


Daniel Vak Contreras

EL VIEJO Y OLVIDADO SUEÑO DE  IRSE DE CASA.

Una nueva tendencia se presenta hoy día en la juventud chilena: Vivir con los padres el mayor tiempo posible. Los  jóvenes de hoy, además  de no estar ni ahí con la política y no sentirse representados por sueños, ni utopías,  ahora son más hogareños.
 
Según estadísticas del INJUV (INSTITUTO  NACIONAL DE LA JUVENTUD) un 72,5 por ciento de los chilenos de entre 15 y 29 años vive con sus padres. Si bien hasta los 20 años el porcentaje se acerca al 100 ciento por ciento, lo que hay que considerar como punto importante es  que después de los 24 años, más de la mitad aún forma parte del hogar familiar.

¿POR QUE QUEDARSE?

Viviana Valdivia ( 29 años y egresada hace 3 años de odontología de la universidad de Chile), nos da sus razones: "Vivir con mis padres representa un ahorro que me permite darme algunos lujos que no podría tener sí viviera sola, en este momento de mi vida gano buena plata, y mientras viva en la casa de mis padres no tengo tantas responsabilidades, ni económicas ni cotidianas,  como lavar la ropa y  cocinar, no tengo que hacerme responsable de lo que significa tener una casa propia. La verdad yo vengo a puro dormir, y la plata con la que colaboro para  la casa es super poca, como 100 lucas"
Las razones  de Jorge Ferrer (29 años, titulado de Dirección y  producción de televisión, actualmente estudia periodismo) son similares  con las de Viviana, pero se separan en un punto central: "Si yo tuviera un buen trabajo, en donde gane buena plata, me iría  de mi casa sin pensarlo. La verdad yo no molesto aquí, no tenemos problemas con mis papás  ni con mi hermano que también vive en la casa (el tiene 29 años. Además yo no podría estudiar si no viviera con mis padres, trabajo y soy absolutamente independiente, pero los tengo que respetar para que  tengamos una sana convivencia". 

A partir de estos testimonios y  del estudio del INJUV, podemos concordar que  el nivel de acuerdo entre padres y jóvenes en  aspectos importantes del diario vivir es muy alto, lo que permite decir que las diferencias generacionales tienden a su moderación. Para José Isla, sociólogo del INJUV, "la supuesta brecha no se traduce en que se expongan sentimientos  radicales, al contrario, la opinión de   ellos coincide con las normas familiares.

POR QUE IRSE.

Y las razones que esgrimen los jóvenes que dejan el hogar tempranamente no hacen más que confirmar que la convivencia diaria es muy importante para la relación con los padres.

Adriana Bassi (22 años, técnica en computación) dejo su casa a los 18. "La razón por que me fui de casa, es que me llevaba mal con mi mamá, en esa época yo estudiaba en la universidad ingeniería industrial, y ella me hacia escándalo cada vez que llegaba tarde, era poco comprensiva. Lo más extraño es que ahora que no estoy en casa me llevo muy bien con ella.

Lo mejor de vivir solo es que nadie te controla, tú te haces tu propio horario, te tienes que hacer responsable, saber manejar la plata. Bassi agrega "Ahora puedo llegar a la hora que quiero, comer lo que quiera, dormir con quien quiera y nadie me molesta."

"Lo peor,  es que cuando te enfermas y estas sólo y nadie te cuida, otra cosa molesta es que; siempre  andas preocupado de la plata. La razón es que acá en Chile a los jóvenes no se les paga muy bien. Y si uno quiere un buen sueldo tiene que estudiar en  la universidad y pagar la universidad más el arriendo es harta plata"

Ninette Pavez, tiene 21 años, es de concepción y a los 20 años tuvo un hijo. "Para mi lo mas duro fue tener que vivir en un pieza, cuando llegue a Santiago viví dos meses con unos amigos completamente gratis. Mientras buscaba pega, yo les hacia el aseo y mantenía la casa, cuando logre encontrar trabajo tuve que pagar todas mis deudas y ayudar a pagar las cuentas del departamento y comprar la comida"

La joven delgas y de tez blanca, mientras hace dormir a su hijo, nos cuenta, "Yo me vine de concepción por que no soportaba vivir con mi mamá un día más, ella era sobre protectora y hacia problemas por cualquier cosa. Claro que ahora que no estoy con ella, hecho de menos su comida y sus cuidados. Aún así me encanta vivir sola no tengo que dar respuestas a nadie y nadie me controla, soy dueña de mi vida.

ALGUNOS DATOS PSICOLOGICOS.

Pero como se define ser adulto. Según Hernán Berwart Decano del departamento de Psicología de la Universidad Gabriela MIstral: "El comienzo de la vida adulta, está definido básicamente por acontecimientos sociales, tales como dejar la casa paterna, trabajar y mantenerse, casarse, ser padre, etc. Estos pasos que marcan el cambio hacia la vida adulta, no se dan necesariamente en cada individuo, pero en condiciones normales la cadena es: independencia económica, matrimonio y paternidad"
   
Desde el ámbito de la psicología. Se es adulto, señalan algunos autores, cuando la Persona se siente  adulto, cuando es percibido y tratado por los demás como tal y cuando ha asumido los roles que la sociedad percibe para el adulto.

En él último tiempo en Chile la edad para la emancipación se ha ido atrasando y el factor más importante según los expertos es la independencia económica. Para el sicólogo y jefe de Proyectos y  Programas del INJUV, Ernesto Jorquera, esta situación se manifiesta por otro tipo de  factores. "Lo que pasa es que en Chile los jóvenes no tienen las condiciones materiales como para independizarse fácilmente. Por eso muchos trabajan y aún  viven en casa de sus padres".

EL ADULTO JOVEN

Es interesante comentar en relación con la edad de la madurez, es el planteamiento de Keniston respecto a una nueva etapa de desarrollo humano, lo que el denomina "Youth", que es posterior a las Adolescencia y que surge como efecto de un fenómeno  sociocultural característico de las sociedades industriales desarrolladas.

En esta etapa se encuentran hombres y mujeres jóvenes que biológicamente son adultos; sus edades se encuentran en el rango de los 20 a 30 años. No son maduros en sentido psicológico, aun no han asumido los compromisos – carrera, trabajo, familia- que normalmente se usan para diferenciar al Adulto del Adolescentes. Psicológicamente esta gente joven parece haber completado las tareas que se consideran propias de la adolescencia: emancipación de la familia, relativa tranquilidad respecto a la sexualidad, integridad, capacidad de compromiso. Rechazan, o no están preparados o dispuestos a entrar en la vida adulta.
(R. Holmes)


3 comments on “El viejo y olvidado sueño de irse de casa

  1. : : SEGMENTO dice:

    uf, yo me he ido y regresado cien veces… la próxima si es definitiva
    😉

  2. V for Vendetta dice:

    Que triste que a las estafadoras y ladronas (de libros, ropa y dinero) les hagan “entrevistas”… Aunque haya sido hace mucho tiempo, aún así es PATÉTICO.

    Este sitio debiera ser más cauteloso con respecto a qué calaña de gente le da tribuna.

  3. Camila dice:

    tengo 22 años y estoy viviendo con mi pololo, hace algunos meses deje la casa de mis papas x un tema puntual q hizo q me llevara muy mal con mi papá y q me fuera sin su concentimiento, esto tubo varias consecuencias, internaron a mi mamá x depresión, igual eso ya venia de antes, pero mi decicion gatillo la hospitalización, tengo 2 hermanas menores y a una le afecto mucho q me haya ido xq somos muy amigas la otra en cambio me dijo q no cuente con ella para nada. ha sido muy dificil para mi este tiempo, y sí, ahora me preocupa mucho mas la plata y me doy cuenta que si quiero estudiar tendre q volver a mi hogar, xq aunq estoy ganando bien no tengo contrato y no quiero abusar de mi pololo q ha sido un 7. por otra parte echo mucho de menos la vida en familia, igual ya estan asumiendo la situación y puedo ir de visita sin problemas, pero la tension con mi papa no desaparece y el otro dia hable con mis hermanas de q las echaba de menos y q qeria volver, entonces ahora la q es mas cercana siempre me pregunta cuando vuelvo y la verdad no se q quiero hacer, xq claro q quiero volver además es mucho mas comodo ser hija, pero no quiero volver a ver mi independencia completamente opacada por la sobreproteccion.